Pero…

¡Qué complicado es todo! ¿ o acaso … qué complejo?

Me gustan las porciones de soledad,

la independencia que cabe en el dobladillo de la individualidad. Callejear, pensar, escribir, fotografiar, mirar, pasear… sola.

A solas

me gusta estar en casa desnuda… libre. Me gusta jugar, filtrear, explorar, adivinar, intuir, descubrir, preguntar.Encontrar.

Pero…

de una manera distinta cada vez. En constante evolución, siempre cierta y sincera. Como parte auténtica de mi. Sin maquillaje.

Sin postura. Sin importar cómo o porqué. Para qué! Sin acuerdos ni puertas. De verás y de vuelta                        de todo y de todos.

Un camino de retorno que siempre se va… Ahí lejos o cerca. Con cualquier nombre o apodo. En tu sitio que        no es el mío. Pero…

Te quiero.

Sin más.



2 Comments

  1. May says:

    …así de ancha es “la independencia que cabe en el dobladillo de la individualidad”…

  2. Manuela Gil says:

    Bellísimo, sin más !!

    Un abrazo

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *