La espera

Quizás la fotografía sea esa persecución constante de la belleza, la ilusión de inmortalizar el momento, capturar el instante, reflejar y narrar de manera visual lo que sin embargo parece escapar a la fugacidad de la mirada, a la indocta ceguera de nuestros ojos. 

Más allá de la técnica, de la herramienta, de todas las miles y millones de fotografías ya tomadas, vistas, mostradas o hasta imaginadas. Atrapar algo nuevo, distinto… o tal vez único. Ese es el deseo renovado que se asoma tras el visor de quien mira para ver lo que después proyecta.

En esta sesión mi vocación era poder mostrar la belleza sin prejuicios, la sensualidad de una mujer (incluso) estando embarazada. Probablemente el estado de máxima feminidad. La gestación de una nueva vida en su vientre. Esa mágica condición que nos ha regalado la naturaleza, y que por más que se repita nunca deja de maravillarme y sorprenderme. Y desnudar ese momento de estereotipos culturales de lo que se exige, se enseña a hacer y ser, se espera de una madre.

Mujer-Madre. Madre-Mujer.

Mujer portadora de belleza … con esa doble condición que la hace precisamente por eso más bella. Dos estadios de una misma. Y estas fotografías para recordarlo. El momento, la gestación, la espera. Y la reivindicación de esa comunión estética.

.



4 Comments

  1. Marisa says:

    Trabajo fantástico. Me encanta! transmites además de la belleza de engendrar vida, esa sensualidad de la que hablas. Enhorabuena; lo has conseguido, eres una artista.

  2. pHotoconH says:

    Preciosa sesión. Un gran trabajo hecho con muy buen gusto….

  3. ladytacones says:

    felicidades, Grela.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *