Araceli Segarra

Fue la primera mujer española en alcanzar la cumbre del Everest, aunque con tan solo 15 años ya se inició en los deportes de montaña; escalada en roca, escalada en hielo, esquí de travesía… abriendo nuevas rutas de alta montaña en sus más de 30 expediciones como alpinista. 

Ha realizado más de 200 conferencias por todo el mundo, ha sido ayudante de cámara y ayudante de producción para diferentes documentales y producciones cinematográficas, es ilustradora de  cuentos infantiles, creadora y diseñadora, diplomada en fisoterapia, espeleóloga  y autora de “Ni tan alto ni tan difícil”, libro en el que traslada su experiencia en las cumbres más altas del mundo, como metáfora de la vida. “Enfrentarse a la montaña, es enfrentarse a uno mismo. La montaña no tiene menos peligros que nuestro día a día, es tan alta como nuestros sueños, es tan bella como la vida misma”.

Araceli Segarra … pronuncio mentalmente su nombre mientras pienso en todo ello, en el trayecto que realizo de Barcelona a la Cerdaña para conocerla. Con la incertidumbre de cómo será la mujer que se esconde detrás de semejante curriculum, y algo abrumada por  saber si acertaré a manejar tanta expectación.

Llego a mi destino. Nos encontramos. Y me sorprendo poco a poco al descubrir que detrás -o delante- de todo eso que sabía del ‘personaje público’ hay una mujer fantástica, sencilla, cercana, cariñosa, sincera y muy muy humilde. Y mi admiración se multiplica. 

Tiene la mirada clara, azul, como si todos los cielos en los que la alzó para soñar contemplarlos un poco más cerca, se hubieran ido quedando guardados en ella. Coleccionando el recuerdo de cada cima. Sí, transparente y limpia. Como todo lo que dice y cuenta. Con tanta modestia como verdad.

Es una mujer guapa. Es una mujer atlética. Ágil. Fuerte. Y a la vez se le intuye sensible. Aunque parece haber conquistado también esa otra fragilidad desde la conciencia de saberse vulnerable. Y mostrarlo. Reivindicando el miedo como parte fundamental de nosotros mismos, y el  derecho a las derrotas, que no lo son, porque convierten cada ascenso fallido en una nueva oportunidad de lograrlo.

“(..) son personas normales las que hacen cosas extraordinarias, porque están extraordinariamente motivadas” 

Me gusta lo que dice. Como lo dice. Admiro lo que hace. Como lo hace.

Es Mujer. Es alpinista. Es Dibujante. Es Escritora. Crea

..

 

Texto y fotografías © Grela Bravo

#mujeresquecrean

 

 

 



Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *